sábado, 20 de septiembre de 2014

de guardar hilos a...

Este mueblecito de exposición-venta de hilos en mercería, que restauré hace ya tiempo, es mi debilidad, qué pena que por el ansia de meterle mano, no hice fotos de su estado original, pero estaba la madera con las señas inevitables de uso y de su posterior exilio de abandono, le faltaba una balda y los cajones, que eran de CARTÓN, estaban muy deteriorados... y tras su limpieza y arreglo, manteniendo el nombre comercial que me encantaba, forrar los cajones con papel pintado (que me había sobrado de un armario que empapelé en su día) y darles consistencia en su base con paspartú... este es el resultado.




2 comentarios:

  1. Hola, soy nueva por aquí....
    Me encanta cómo te ha quedado, yo también recuperé uno, pero lo dejé en color madera...
    Me quedo pir tu blog....
    Besos

    ResponderEliminar