sábado, 10 de enero de 2015

una maleta para el recuerdo

Cómo os comente en la entrada sobre la descalzadora, era pareja de otra que cambié por esta maleta de madera a una compañera de uno de mis cursos de restauración, estaba en muy mal estado y le faltaba la parte de abajo, pero me enamoré de ella en cuanto la vi y el resultado hace que esté encantada con el cambio que hice.
Y como es habitual en mí, las ganas de meterle mano es la culpable de que la foto de su estado original sea ya con gran parte lijada; y su interior lo forré con tela de Toile de Jouy, me chiflan estos estampados.





No hay comentarios:

Publicar un comentario